Además acaba de protagonizar una nueva campaña para la firma Springfield acompañada de Miguel Ángel Silvestre, en la que demuestra sus dotes interpretativas y su belleza.

Aprovechando que esta comenzando en este mundo, Andrea nos habla del escándalo que esta en plena orden del día acerca de los abusos sexuales que comenzó con la polémica en Hollywood con el director Harvey Weinstein pero ha traspasado fronteras hasta nuestro país.

Se podría decir que es una chica que tiene muy buena escuela por la profesión en la que han destacado sus padres, pero Andrea nos ha confirmado que su madre ya le había avisado también de que existían casos con situaciones complicadas en este mundo.

“Es algo que siempre he tenido presente. Mi madre no me lo ha ocultado, es como en todas las profesiones igual que las modelos hay momentos turbios y lo que tienes que tener es la cabeza muy bien puesta para que no te puedan manipular ni hacer ver nada. Tienes que tener las cosas muy claras, saber por dónde vas a pasar y por donde no vas a pasar. Entonces es muy duro y son cosas muy feas pero yo era consciente de que eso existía”.