El diestro sufrió una cornada en el muslo el miércoles 11 de octubre cuando toreaba junto a Enrique Ponce y Ginés Marín. Nada más conocer la noticia su mujer se trasladó inmediatamente al hospital Quirón donde la veíamos con cara de preocupación pero intentando mantener la calma.

Desde entonces y hasta su alta hospitalaria donde vimos al torero caminando con muletas, no se ha separado de Cayetano, quien en todo momento ha tenido presente que se encuentra embarazada del primer hijo que tendrán en común, por lo que seguramente a la preocupación por su estado de salud se ha sumado la preocupación por su esposa.

El pasado lunes veíamos a Eva González por las calles de Madrid en compañía de un amiga. Algo más tranquila, su cara evidenciaba aún la preocupación vivida días antes.