Sin embargo hay quienes no acaban de creer su versión, y continúan pensando que aquí hay gato encerrado. Una relación no sabemos si de amistad o de algo más que comenzó hace apenas un mes y que se ha vuelto de lo más mediática.

Mientras David Bustamante continúa guardando silencio para no alimentar más los rumores, Ares está en el punto de mira una vez que pone un pie en Barcelona. Los medios se agolpan para tener unas declaraciones de la presentadora que reconoce, ha salido perdiendo con esta historia: “Aquí salgo perdiendo yo, que quede muy claro. A él lo van a proteger siempre”.

Tras la entrevista Ares no ha vuelto abrir la boca. Una actitud que desconcierta a muchos que piensan que hay algo detrás de toda esta historia.