El primer Rolling en llegar al aeropuerto fue Charlie Watts, que muy amable se detuvo a firmar autógrafos a los seguidores que esperaban pacientamente su llegada. A continuación, apareció Keith Richards, que iba acompañado de su mujer Patti Hansen y su hija Alexandra Richards, que aprovechó su viaje a Barcelona para ofrecer una sesión de DJ.

Luego vimos a Ron Wood, que todo un padrazo, llevaba a una de sus gemelas en un cochecito. A su lado caminaba su mujer Sally con la otra niña en brazos. Gracie Jane y Alice Rose han estado en España con sus papás.

Para Sally, actriz y productora teatral de profesión, el nacimiento de Gracie Jane y Alice Rose supuso estrenarse en la maternidad. Ronnie, sin embargo, era ya padre de otros cuatro niños: Jesse, fruto de su primer matrimonio con Krissy Findlay; Leah, Tyrone y Jamie, de su segunda mujer Jo Wood -Jamie es hijo de una unión anterior de Jo y Ronnie le adoptó.

El Estadio Olímpico de Barcelona se llenó la noche del miércoles. La banda valenciana Los Zigarros subió el telón y dió comienzo a una velada rockera, que coronaron Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ronnie Wood, como tantas otras veces, en un escenario de Barcelona.