“Creedme, lo único que me importa, es saber vuestra opinión. La fuerza principal para alcanzar un sueño o meta es tener a tu gente al lado y vosotros sois parte de ellos” confesaba Tamara a sus seguidores. En Ser feliz no es gratis, Tamara enseña cómo sentirnos mejor: comer saludablemente, hacer ejercicio, poner metas alcanzables, ser disciplinados, y como ella dice, ejercer de madres molonas.

La youtuber está viviendo sin duda una etapa de lo más dulce, con la próxima llegada de su hijo Antonio. Tamara está embarazada de seis meses y dará a luz en Valencia. Ahora con la llegada de este nuevo miembro a la familia, la pequeña Shaila tendrá un perfecto compañero de aventuras.

CHANCE: Ser feliz no es gratis, cuéntanos un poco lo que vamos a poder leer.

Tamara Gorro: Pero tampoco cuesta tanto, ¿eh? Tampoco cuesta tanto. Mira, yo ahora sonrío, hace un tiempo llorando… que si te hiciera la misma pregunta, me dirías lo mismo, ¿verdad? Hay una época en la que lloramos, una época en la que sonreímos y hay que empujarnos, nos tenemos que empujar nosotros mismos.

CH: Imagino que vamos a leer bastantes cosas que te han sucedido a lo largo de tu vida, como la pérdida de ese amigo, como lo de quedarse embarazada.

T.G: Así es. Son experiencias, no es mi vida. Siempre digo que mi vida no le importa a nadie, ¿a quién le va a importar mi vida? ¿Yo quién soy? No soy nadie. Cuento experiencias con las que yo he superado ciertas etapas y eso le puede ayudar a mucha gente, a muchísima gente, no se lo he dicho a ningún compañero, para que lo sepáis, vamos por la tercera edición y eso te empuja. Son experiencias que dices “¡ahí va! Esto lo acabo de pasar”. Yo me apoyo en ti, tú te apoyas en mí, o sea, yo no soy nadie excepcional, yo cuento cuatro experiencias que a ti, ojalá no te pasen, o si te pasan, a lo mejor tienes una vía de escape.

TAMARA GORRO: “LA GENTE ME HA AYUDADO Y YO QUIERO AYUDAR”

CH: Por eso dices que escribes el libro para ayudar a los demás.

T.G: Sí, porque la gente me ha ayudado a mí, es que la gente me ha ayudado a mí, entonces es lo mínimo que puedo hacer, porque yo digo lo mismo y me da igual que esté la editorial: yo con esto no gano casi ni un euro, ya te lo digo yo. Para lo que cuesta el libro, no gano nada. No me alegra la venta del libro, me alegran las fotos, los miles y miles de libros que se han vendido y los comentarios de la gente, que es “me ha cambiado la vida” es alucinante, de verdad.

CH: Me imagino que ahí has tenido algún apoyo de tu marido.

T.G: A ver, es que Ezequiel es mi amigo, Ezequiel es mi colega, Ezequiel no es mi marido, Ezequiel es mi rollito de por la noche cuando me acuesto con él y cuando vamos a cenar, Ezequiel es mi marido cuando tengo que hablar de niña, colegio y petit-suise. Es mi amigo cuando tengo que hablarle de alguna discusión con una amiga. Entonces, todo lo apoya.

CH: Hombre una atracción habrá también.

T.G: Por eso cuando salgo por la noche me acuesto con él. Ese momento es el mejor ya te lo digo yo. A parte le digo ¿por qué no jugamos a que no nos conocemos?

TAMARA GORRO: “ESTOY LLEVANDO EL EMBARAZO DE MANERA FABULOSA”

CH: ¿Cómo estás llevando el embarazo? ¿Cómo lo estás llevando tú?

T.G: Fabuloso, él está mucho más encantado dice que estoy mucho más guapa así que antes.

CH: ¿Hay diferencia entre Shaila y Antonio?

T.G: Ninguna diferencia.

CH: ¿Crees que Antonio es un milagro?

T.G: Antonio es un milagro, no lo dudes.

CH: ¿Cómo se ha tomado Shaila?

T.G: Shaila… se lo he dicho a tus compañeros antes, Shaila se está haciendo la tonta pero es más lista que tú y yo juntas , ella es ‘de bebé no, bebé no’. El otro día le compro una cosita, se lo compro a ella y luego le compro otra a él y a ver a ver mamá a ver, lo coge y dice bebé no. Vamos a tener movida, pero vamos que yo lo voy a contar todo no os penséis.

CH: ¿Sabes lo que le ha pasado a Leo Cámara?

T.G: Lo leí ayer.

CH: Tú le conocías.

T.G: Sí, claro. Esas son las claves de la vida que no lleguemos nunca ese punto que la vida no pueda contigo y tú puedas con la vida.

CH: ¿Qué le dirías?

T.G: Que nos paremos a pensar en nosotros mismos que hay momentos muy duros pero hay momentos muy bonitos y a Leo le mando todo mi cariño y a todo el mundo que esté pasando por eso, que todos alguna vez tenemos un momento de bajón.