La modelo lucía un vestido negro con aperturas en tripa y pecho de lo más sensual, conjuntado con una blazer blanca. Solo una prueba más de que gracias a su constancia y sus entrenamientos, Malena se encuentra completamente recuperada de su segundo embarazo. Y su acompañante para esta noche de chicas no es otra que su hermana.

Un estilismo que no ha dejando indiferente a sus followers en el que unos le han criticado de lo lindo y otros ha echado un lance a favor de la guapa modelo. Que si el vestido no era muy propio, que si es demasiado… Esto unido a las críticas por su salida habiendo sido mami tan pronto o por dedicar parte de su día a entrenar. Ha tenido comentarios negativos, pero no le han faltado admiradoras y admiradores que han querido sugerir que un padre también puede hacerse cargo de sus hijos y que estaba muy guapa.

Ya hace dos meses desde que el pequeño Mario Suárez llegase a la familia. El mejor compañero de juegos para Matilda, y aunque los primeros momentos fueron muy duros para Malena y Mario, que se encontraban a miles de km de distancia, ahora la familia está más feliz y unida que nunca.

Y parece que han encontrado el equilibrio para poder compaginar su implicación en la crianza de sus hijos con alguna que otra escapada con amigos.