El 28 de agosto Jaime publicaba un selfie en su cuenta de Instagram en el que mostraba su nariz vendada con el objetivo de concienciar sobre la importancia de tomar precaución en la piscina. Aunque en la primera fotografía mostraba el semblante serio, en el resto de fotografías se tomaba el asunto con humor, mostrando su mejor sonrisa con las heridas tapadas. Incluso Cantizano se ha atrevido a mostrar a presentar su programa en Canal Sur con una tirita en el tabique.

Pero ahora Jaime ha dado un paso más y ha enseñado sus denominadas “heridas de guerra” en una foto natural en la que muestra su nariz sin tiritas ni vendajes, solamente cubiertas por los puntos de sutura, casi imperceptibles. “Todavía hay que mantener tapadas las heridas de “guerra”… 7 puntos de sutura bien disimulado” comenta el presentador, que ha compartido todo el proceso de su recuperación, dándonos una lección de tomarse los problemas con la mejor de las sonrisas.