Los pendientes de aro son el complemento fetiche de las famosas desde hace unos meses, una tendencia que estuvo de moda en los 90 y que ahora vuelven con más fuerza porque con tan versátiles que combinan con cualquier estilo. Y el mejor ejemplo lo tenemos en bella Hadid, que los hace partícipes de sus looks de día y los de noche.

Dorados, plateados, lisos, en forma de espiral, los aros vuelven para coronar los looks de las it girls como Chiara Ferragni, pero también de las españolas Ninauc, que apuesta por los negros para completar un look veraniego y Dulceida, que los lleva hasta por partida doble en una versión más grande y otra más pequeña y los dos en la misma oreja.

Con el pelo recogido o suelto, los aros son una apuesta segura y los pendientes a los que vamos a recurrir en esos días en los que no sepamos cómo darle un toque trendy a un look sencillo o añadirle un punto de sofisticación a otro más elaborado. Ya no cabe duda: los pendientes de aro son las joyas del verano.