Christian Bale se mete en la piel de Dick Cheney

Este tipo de transformaciones no son nada raro viniendo del actor galés, y más si se tiene en cuenta que después de haber perdido más de 28 kilos en cuatro meses para la película El maquinista, recuperó los gramos perdidos, y con creces, para hacer de Bruce Wayne a las órdenes de Christopher Nolan. Y es que el compromiso de Bale para con su trabajo es algo que ha superado todos los límites médicos aconsejables.

Una vez más, Christian tendrá la oportunidad de demostrar su alta capacidad para transformarse tanto mental y físicamente a esos niveles, algo que le hace ser uno de los actores más cotizados del panorama cinematográfico.