FNAC organizó un concierto que tanto los afortunados que acudieron al evento como aquellos que pudieron escucharlo desde sus casas, siempre recordarán. En pleno centro de Madrid, en concreto en la Calle Callao, al aire libre la música se convirtió en la protagonista de la noche madrileña. Acudieron tres de los grandes del mundo de la música; Mikel Erentxun, que acaba de lanzar su último disco El hombre sin sombra, León Benavente y Smile banda de Getxo, conocida zona costera de la zona de Neguri (País Vasco) que, según los organizadores: “Que aspira a ser grupo revelación de este año”.

NO FUE UNA NOCHE MÁS

Estos conciertos llevan organizándose más de cuatro décadas por un motivo importante; celebrar la importancia de la música de calidad, aquella que permanece con el paso del tiempo y la que nunca deja de estar entre los top 10 de la música, pero sobretodo, para recuperar la buena música en directo. Y ¿qué mejor forma que verlo con tus propios ojos? FNAC,como siempre, supo transformar una noche más en una inolvidable.

Ayer cientos de personas activaron sus 5 sentidos para no perderse ningún detalle; el buen gusto por la música, unas canciones que cantaban al oído y ver a todo el mundo unido cantando y bailando se fusionaron creando una atmósfera de felicidad absoluta.

Si París es la ciudad de las luces, Madrid ha pasado a ser la ciudad de la música.