Pilar Rubio, Arturo Valls y Manolo Lama estrenan Ninja Warrior

Bajo la producción de Globomedia, a las 22.00 horas arrancará la adaptación patria de una de las competiciones deportivas más exigentes de cuantas existen y en la que sus participantes tienen como mayor reto superarse a sí mismos. Cuatro pases y una gran final en la que 200 aspirantes pondrán a prueba su agilidad, fuerza, destreza y mente. Entre los competidores hay una mujer a la que la práctica de ejercicio ayudó a superar un cáncer; personas que vencen su discapacidad convirtiéndose en campeones del deporte; o madres todoterreno que sacan tiempo para superarse a sí mismas.

Pero también hay quienes deciden embarcarse en esta aventura como reto personal: un neurocirujano, un bombero, una conductora de autobús o un novillero, entre ellos. Todos estos concursantes anónimos se batirán en igualdad de condiciones con deportistas de élite, como los campeones olímpicos de piragüismo Cristian Toro y Marcus Walz, el medallista olímpico de taekwondo Joel González o el ganador del Tour de Francia en 2006, Óscar Pereiro.

Repartidos en grupos de 50, los valientes atletas participarán en los cuatro primeros programas eliminatorios. Solo 24 llegarán al quinto y último pase. La gran final tendrá un desafío a su altura: alcanzar el Monte Midoriyama, que muy pocos concursantes han logrado superar en otras ediciones internacionales. Una pared de ocho pisos de altura por la que treparán con una cuerda de 22 metros de altura con la única ayuda de las manos y en un corto espacio de tiempo. Aquel que lo consiga se alzará con título de primer Ninja Warrior España, 30.000 euros y un viaje a Japón.

LOS NÚMEROS DE LA SUPERPRODUCCIÓN

El Grupo Mediapro y la cadena de Planeta se han dejado el resto en esta superproducción. Se utilizaron 315 toneladas de material para la escenografía, repartidos en los 10.000 m2 del Madrid Arena. Un total de 21 trailers recorrieron 3.208 kilómetros para transportar las pruebas de un circuito compuesto por 30 obstáculos y 12 piscinas con 250.000 litros de agua. Alrededor de 200 personas conformaron el equipo que montó el espectáculo en el tiempo récord de 10 días. Los recursos técnicos se extienden a 963 aparatos de iluminación, con 750.000 kilovatios y 15 kilómetros de cable.

Pero hay no acaban las cuentas de Ninja Warrior. Se habilitó un catering para más de 1.000 personas con 5.500 bocadillos y más de 1 tonelada de fruta. El público estuvo compuesto por 3.500 y se habilitaron 193 autobuses para trasladar a los invitados entre los que hay 1024 familiares y amigos de los participantes.