Mariano, casado y padre de dos niños pequeños, cubrió como enviado especial los Juegos Olímpicos de Sídney y los de Pekín, además de los Mundiales de fútbol de Corea-Japón y de Alemania, lo que le convertía en una cara reconocida en la información deportiva, siendo habitual en los espacios deportivos de los informativos matinales de Antena 3.

Desde que se conociese la noticia son muchos los compañeros que le han dedicado mensajes, demostrando que el mundo de la comunicación está de luto. DEP