Con tan solo 1 metro y 55 cm de altura Amina Blue se ha convertido en una de las modelos más buscadas por las marcas de moda más punteras del mundo.
Con un look nada habitual en el mundo del modelaje, esta joven de 24 años ha resultado ser una de las sensaciones en las pasarelas más importantes de la industria.

Un cabello decolorado, tatuajes y un rostro exótico con gruesos labios la hacen el objeto de deseo de muchos diseñadores, que ven en ella un canon de belleza muy diferente al que estamos acostumbrados a ver en otras modelos.

Con ascendencia pakistaní y alemana, Amina participó en el desfile que el rapero y diseñador Kanye West realizó con motivo de la presentación de su línea de ropa Yeezus. En este desfile la joven se convirtió en el foco de todas las miradas, ya que su protagonismo destacó sobre el resto de sus compañeras.

Todo un pulso a la industria que reclamaba en otros tiempos mujeres de medidas imposibles y rostros más políticamente correctos.