El estreno de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar está programada para el viernes de la semana que viene, pero tras el ataque de ransomware que ha afectado a todo el planeta ha terminado con la película en manos de otros piratas, en este caso virtuales, que ya amenazan con difundirla si no reciben una suculenta cantidad de dinero.

El consejero delegado de Disney, Bob Iger, ha confirmado el robo y garantiza que no tienen la intención de pagar ninguna cifra. Según revela Iger los “hackers” pedían una gran suma de dinero en moneda bitcoin y amenazaban con publicar cinco minutos de la película, pasando a los veinte si no se realiza el pago y así hasta recibir la cifra.

El incidente cibernético se suma al robo que sufrieron hace unas semanas en Netflix, con el secuestro de la última temporada de ‘Orange Is The New Black’. Ahora es la película protagonizada por Johnny Depp, Orlando Bloom y Javier Bardem la que corre el peligro de llegar a los ansiosos espectadores mucho antes desu estreno en el cine.