Don Juan Carlos, volvió a ocupar una localidad de la primera fila de los butacones de piedra situados en la meseta de toriles. Era la tercera tarde que Don Juan Carlos acudía a una corrida de San Isidro esta temporada, después de hacerlo por primera vez el pasado lunes, el día del patrón.

Como era de esperar, numerosos rostros conocidos no se perdieron las faenas. Una tarde más, disfrutó de los toros José Ortega Cano, que aunque está viviendo un delicado momento personal con el ingreso de su hijo José Fernando en la López Ibor, no faltó a esta cita tan importante para él.

Además destacar la presencia de Mari Ángeles Grajal, Fernando Sánchez Dragó, Genoveva Casanova, Samuel Flores, José María Álvarez del Manzano, Emiliano Suárez, sin la compañía de Carola, entre los asistentes.