A los pocos minutos de que Cristina colgara la famosa fotografía, comenzó a librarse una auténtica batalla campal en su perfil, donde se sucedían comentarios a favor y en contra de la de instantánea y donde algunos usuarios no se cortaron en escribir a la presentadora todo tipo de comentarios sobre su peso, comparando sus piernas con palillos e incluso señalando su incipiente anorexia.

Pedroche, harta de que antes la criticasen por tener más kilos, y ahora por tener menos, no disimuló su enfado y contestó a todos los que la critican con una nueva foto. “Misma foto… distinta perspectiva… en una, me llamáis #Pedrocheraspa en la otra, #Pedrocheballena pero la realidad es que en las dos soy #Pedrochefeliz”.

Harta de los comentarios y las críticas, Cristina ha querido dejar bien claro que poco o nada le importa lo que digan de ella y que todo, al final, es cuestión de perspectiva.