A la salida Mario lució una gran sonrisa y es que a pocos días de su cumpleaños comentó que no tiene nada preparado. En cuanto al regalo que le hará Isabel Preysler por su próximo cumpleaños comentó “bueno, algo bonito me regalará seguro”.

Con el sentido del humor que le caracteriza, Mario desveló que es un hombre detallista “me declaro también romántico, como todo el mundo”. Aunque en esta ocasión Mario no contó con el apoyo de Isabel Preysler durante la charla, lo cierto es que la pareja podría estar ultimando los detalles de su boda, un enlace del que aún no han transcendido los detalles.