No cabe duda de que entre padre e hijo existe una estupenda relación y son muchas las ocasiones que aprovechan para disfrutar juntos de sus hobbies. Además de su pasión por los caballos, afición en la que se ha instruido desde niño para poder competir en un futuro, también les gusta compartir buenos momentos en el fútbol. Cayetano y su hijo llegaron a las inmediaciones del estadio charlando animadamente.

Otro de los asistentes fue el pequeño Nicolás, sólo, sin la compañía de familiares o amigos con los que comentar las jugadas. También acudió el humorista Iñaki Urrutia dispuesto a animar a su equipo en las gradas.

El conjunto español se trajo un resultado cómodo de Alemania tras vencer por 2-4 y quizás eso hizo que el Atlético de Madrid jugara con mayor comodidad.