Después de protagonizar una de las “luna de miel” más polémicas de la historia en su viaje a Dubai y Maldivas, por la falta de afecto y muestras de cariño entre la pareja, y por la filtración del itinerario. Ahora la pareja ha aprovechado el primer puente de diciembre para hacer una escapada romántica a la ciudad de la luz.

El viernes Kiko e Irene cogieron rumbo a París para disfrutar de un fin de semana en pareja. Los recién casados han paseado por la ciudad del amor dando muestra de ello en sus redes sociales, donde les hemos podido ver en Notre Dame en un foto muy cariñosos, en lo alto de la torre Eiffel o por la plaza del Louvre.

Seguramente Kiko e Irene habrán disfrutado de la gastronomía típica, pero han pasado por alto visitar uno de los museos más importantes del mundo y parada obligatoria en París, el Louvre.