El coach de La Voz empezaba su gira a principios de este año y en pocos meses ha conseguido colgar el cartel de ‘sold out’ en gran parte de las ciudades. Bailar el viento es el álbum más vendido y ya se ha convertido en Tercer Disco de Platino, un éxito muy merecido después de tantos años de trabajo que le han demostrado al cantante onubense que el esfuerzo siempre tiene su recompensa.

Y es que Manu Carrasco no para de viajar, el pasado lunes cogió un AVE en la estación de Atocha y lo hizo muy conjuntado con unos pantalones vaqueros, chaqueta de cuero marrón a juego con los botines e incluso con el bolso de mano y las gafas de sol. Un pañuelo a la cintura le daba un toque de distinción.

El cantante, que actualmente participa en La Voz 4 como coach, es uno de los “triunfitos” que ha tenido una carrera más exitosa. Segundo en la segunda edición de ‘Operación Triunfo’ lleva ya ocho discos publicados con un gran éxito en España y Latinoamérica.