Cuando se trata de comer sano no solo basta con consumir comida baja en calorías, también tiene que ser de buena calidad y de eso sabe mucho Vani Hari, la bloguera y activista estadounidense que fue capaz de plantarle cara a Kraff y a Subway para que modificaran las recetas de algunos de sus productos. Lo logró gracias al Método Food Babe -título de su blog y del libro que ha publicado el Grupo EDAF-, con el que se liberó de las toxinas de los alimentos. Pero con el método Food Babe no solo se consigue comer más limpio, también perder peso y ganar salud en 21 días.

Todo empezó cuando Vani Hari un día, después del gimnasio, se tomó un bocadillo de pollo, a priori sano, que le sentó tan mal que durante días estuvo convaleciente. Cansada de que ningún fármaco le calmara, decidió cambiar su alimentación e incorporó 21 hábitos que cambiaron su vida, los mismos que sigue el ángel de Victoria’s Secret Josie Maran, que se ha convertido en toda una gurú de la belleza y tiene su propia línea de productos en Sephora.

En su plan de 21 días, con esos 21 nuevos hábitos, da algunos consejos para ganar salud como beber en ayunas agua templada con limón, tomar una bebida de té verde al día, consumir más frutas y verduras (entorno a seis o más piezas), que las verduras y hortalizas se consuman en crudo -a ser posible- y reducir los lácteos de la dieta. “La comida rápida, como la de Macdonald’s y Burguer King están prohibidas”, nos cuenta la blogger, que presentó su libro en Madrid, y consiguió bajar 12 kilos cambiando su estilo de vida.

Aunque confiesa que come de todo, hay 15 sustancias que jamás se llevaría a la boca: carne de animales al que le han inyectado hormonas del crecimiento, harina refinada, edulcorantes artificiales, colorantes alimentarios,pesticidas, bisfenol, jarabe de maíz de mucha fructosa, metales pesados, grasas transgénicas, conservantes, antibióticos, saborizantes artificiales y naturales, acondicionadores de masa (para panadería), aditivos y el glutamato monosídico (potenciador del sabor típico de la comida rápida). 

¿No consume entonces azúcar” “Sí lo hago, pero intento que el sabor dulce proceda de algún producto natural. Yo recomiendo usar miel”, revela. Ella consiguió bajar tanto peso gracias que eliminó de su alimentación los azúcares refinados, la mayoría de las carnes y los sustituyó por alimentos orgánicos y frescos como las frutas, las verduras y los cereales

Y si se come a diario fuera de casa…

Visto así, no resulta muy sencillo seguir este método si a diario toca comer fuera de casa, para esas personas Vani también tiene una idea. “Echa un vistazo a la carta y escoge lo que menos elaborado esté. Piensa que así los alimentos pierdes menos propiedades. En España tenéis unas frutas y unas verduras buenísimas… ¡y el famoso gazpacho! Así que aconsejo que se consuman sobre todo en crudo”, apostilla la influencer con más de cuatro millones de seguidores en el mundo.