Desde que aparecieron las informaciones sobre la presunta implicación de David De Gea en una trama de abusos sexuales a menores, su pareja, su novia, Edurne sacaba fuerzas de flaqueza para continuar con sus compromisos como cantante.

En medio de esta polémica, la cantante reaparecía en Torrejón de Ardoz el pasado viernes en, posiblemente, uno de sus conciertos más duros de los últimos años.

A pesar de que la cantante publicó hace unos días un mensaje de ánimo a la selección española y a su chico, según ha publicado el diario AS, la pareja habría llegado a un acuerdo por el cual esperarían a hablar personalmente una vez finalice la participación del portero en la Eurocopa. Algunas fuentes cercanas a Edurne aseguran que la cantante está muy preocupada por cómo puede afectar la situación de su pareja a su carrera profesional, justo ahora que inicia la gira para presentar nuevo trabajo.

Ese momento ha llegado. Así, el pasado martes, tras aterrizar en el aeropuerto Adolfo Suárez en Madrid, el portero de la Selección Española se despedía de sus compañeros y emprendía el camino a casa.

A su llegada se pudo ver a David, pensativo, mirando con preocupación al interior del domicilio antes de hacer su entrada. Después de varios minutos de incertidumbre, David se animó a abrir la puerta del jardín y entrar en el interior para el esperado y temido reencuentro.

Sólo el tiempo dirá si el amor de la cantante y el futbolista será capaz de sobrevivir a este turbio asunto que ha tocado el nombre de David De Gea.