El concepto de familia ha cambiado para Dolce&Gabbana de manera radical. Hace un año revolucionaron el mundo de la moda cuando cuestionaron la capacidad de los homosexuales para ser padres adoptivos y, tras diseñan camisetas y bolsos con familias de gays y lesbianas, vuelve a la carga: con un graffiti.

La firma italiana ha compartido una imagen en su cuenta de Instagram que va a dar mucho de lo que hablar. Se trata de un grafitti en el suelo de una calle de Italia en el que aparece una familia formada por dos chicos y varios perros.

Los diseñadores han pasado de defender la familia tradicional a homenajear a las que están compuestas por dos mamás y dos papás, que se acaban de convertir en la fuente de inspiración y decoran sus bolsos y camisetas y de sus graffitis.

Tras la polémica de la que incluso se pronunció Elton John tachándoles de arcaicos, la cuenta de Instagram de la firma, donde han colgado imágenes de los nuevos diseños y del graffiti, se ha llenado de críticas.

Sus sandalias de esclavo, la otra polémica

De tiras, con mucho color y de estilo étnico, en la web de D&G se vendían, por 2.395 dólares, unas sandalias de “esclavo”, sin embargo, en la descripción se las denominaba Bianca, un nombre algo menos polémico. Cuando la firma se percató del revuelo que se estaba montando, después de que la web Fashionista lo destapara, corrigió el nombre y su título pasó de ser sandalia esclava a decorativa.

Aunque durante una época a las sandalias de tiras se las llamó de esclavo, pronto las empezamos a identificar como sandalias romanas, un nombre a gusto de todos.