Blanco y negro, una combinación para no arriesgar, una combinación, en definitiva, regia. Así se vistió la reina Letizia para asistir los actos  que conmemoraban el Día de las Fuerzas Armadas el pasado sábado.

Se trataba de un traje compuesto por chaqueta y falda, una opción sobria y elegante, adecuada para un acto militar. Firmado por Felipe Varela, el diseñador en el que suele confiar en los actos de más importancia, era la primera vez que doña Letizia usaba este conjunto.

Fiel al binomio blanco y negro, la falda, a la altura de la rodilla, resultaba muy elegante, mientras que la chaqueta, ceñida a la cintura, insinuaba su estilizada figura, además el que tuviera detalles negros a la altura de la cintura, gracias al efecto óptico, la acentuaban aún más.

Completó el look con unos stillettos nude y unos pendientes de diamantes y perlas de Tous.