Ricos en nutrientes, bajos en calorías, ¡y perfectos para el verano! Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, nos revela cuáles son tus cinco mejores alimentarios del estío.

“En verano son idóneos los alimentos ricos en agua, para hidratar; con un alto contenido en minerales; ricos en vitaminas y llenos de antioxidantes”, explica Laura Parada, nutricionista de Slow Life House, que selecciona cinco alimentos perfectos para las altas temperaturas.

– Pepinos: Contienen una gran cantidad de agua, que refresca y nos mantiene hidratados y cuentan con un bajo nivel calórico y un alto contenido en fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Es excelente no sólo en ensaladas, sino también añadido en smoothies y batidos y para dar frescor a sándwiches y bocadillos.

– Agua de coco: Favorece la pérdida de peso al generar sensación de saciedad. ¿Sus beneficios? Son una fuente de electrolitos y sales naturales, como el potasio o magnesio.

– Pimientos: Poderosos antioxidantes que nos protegen de los radicales libres y ayudan a mejorar la síntesis de colágeno en la piel.

– Zanahorias: Sus betacarotenos no sólo mejoran el bronceado y el tono cutáneo, sino que además son precursores de la vitamina A, excelente guardaespaldas anti radicales libres.

– Huevos: Ricos en zinc, que favorece el estado de la piel y las mucosas y mejora los procesos de renovación celular y de la formación de proteínas.