Naomi Campbell no ha sido nunca una modelo más, una chica guapa con un cuerpo escultura, era una top modelo, la top model y serlo tiene un precio, que no ha sido capaz de pagar una de las firmas de lencería más conocidas en el mundo, Victoria’s Secret

La modelo ha desfilado en varias ocasiones para la icónica marca, pero nunca se le ha considerado un ángel porque nunca ha trabajado a tiempo completo porque “la firma no se lo podía permitir”.

Según ha confesado a ‘The Sun’, su caché era tan alto que Victoria’s Secret no podía hacer frente a un pago de esas características. Si la marca de ropa  interior la hubiera querido fichar, hubiera tenido que desembolsar 45 millones de dólares.

Espectacular a los 45 años 

La modelo británica presentó hace unos meses la nueva colección Spring special edition para la firma de lencería Yamamay, que está compuesta por cuatro líneas para abarcar todas las edades de mujer, que son cómodas y sensuales.

Mario Testino, uno de los fotógrafos de moda con más renombre, ha sido el encargado de sacar el lado más sexy de la británica, aunque mucho mérito no tiene porque está espectacular.