En los veranos, Jackie Kennedy cambiaba sus kitten heels negros por unas sandalias hechas a mano en la isla de Capri donde solía atracar con el yate cuando era esposa de Onassis para comprarlas. Inspirándose en las sandalias de Canfora la que fuera primera dama de Estados Unidos, Jack Rogers crea una colección de sandalias que no puede ser más femenina.

Clásica y elegante, las propuestas de Jack Rogers son muy cómodas, al ras de suelo y en esta ocasión están rematadas por dos borlas.

En tres modelos, con dos combinaciones bicolor en nude y dorado y blanco y negro y otra totalmente negra con remates metalizados en las borlas, son fieles al estilo de Jackie Kennedy para rematar un look en el que se cuidan todos los detalles.