No hay nada que se le pueda resistir a un Beckham. Si Victoria logró que olvidáramos su pasado como Spice Girl para convertirse en la reina de las pasarelas y David es más rentable sin jugar la fútbol que haciéndolo, su hijo mayor no podría ser menos. Brooklyn juega al fútbol, es fotógrafo y todo un rompecorazones. 

Aunque solo tiene 17 años, el primogénito de los Beckham ya apunta maneras. Consiguió enamorar a la actriz Chloë Moretz, que ahora se rumorea que sale con Neymar Jr., y su última conquista es la hija mayor de Mourinho, Matilde (sí, al misma que revolucionó los premios GQ con su braless hace unos meses). 

Según publica  ‘Il Corriere dello Sport’, los jóvenes coincidieron en una famosa discoteca de Londres. Hasta ahí nada fuera de lo común pero cuando la noche llegó a su fin ¡ambos abandonaron el local en le mismo coche! 

¿Serán una nueva pareja (cool, claro) unida por el fútbol? Aunque ninguno de los dos han confirmado nada -si la relación sigue adelante las redes sociales de ambos nos irán dando pequeñas píldoras informativas-, el medio italiano asegura que podrían protagonizar el romance adolescente del año. Matilde, de 19 años, con tres más que el hijo de David y Victoria Bechkham, es un personaje habitual de las revistas del corazón inglesa: salió ya con otro futbolista, once años mayor que ella, Danny Graham, una relación que Mou nunca vio con buenos ojos.