Ya hace años que deberías presumir de cutis, pero…¡ahí está el acné tardío! Y qué molesto es. ¿Por qué brota? El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel, causada por una infección bacteriana que ocurre en los folículos pilosebáceos. En estos folículos se va acumulando sebum y a la vez hay una obstrucción del folículo por las células muertas, que impide la salida de esa grasa, generándose una situación ideal para la proliferación de los microorganismos. El problema radica en que las preparaciones clásicas para el acné adolescente no sirven para las pieles más maduras, pues las resecan en exceso y requieren de cuidados que no aumenten las impurezas o brillos en la piel.

La doctora médica Christine Schrammek-Drusio nos cuenta una de sus soluciones para acabar con este problema: “Con nuestro Purifying Vital Balm hemos desarrollado de manera exitosa un producto de cuidado de la piel que combate las impurezas y además cumple con efectividad el cuidado anti-aging de la piel” ya que por un lado aclara y matifica las pieles maduras y por otro, como ella señala: “ayuda a mejorar la actividad celular y estimula la producción de ácido hialurónico. La tez se nota visiblemente refinada, aumenta la elasticidad de la piel y alisa las arrugas”. Como dermatóloga y experta anti-edad, la doctora médica Christine Schrammek-Drusio apunta: “El doble efecto surge de una combinación de cuatro ingredientes activos, que reaccionan de manera optima para estas diferentes necesidades de la piel”

Los tips para el acné tardío

Además de señala entre los principales factores que lo provocan, como la actividad hormonal (menstruación, pubertad), el estrés, el uso de cosméticos (obre todo maquillajes no adecuados), factores hereditarios, algunos fármacos o la manipulación de lesiones que favorecen la propagación de estas inflamaciones, Sileä quiere hacer hincapié en la paciencia y constancia que se requiere para llevar el tratamiento, debiéndonos fijar nuestro objetivo a medio-largo plazo. Es muy importante abordar el cuidado de la piel con diferentes técnicas para conseguir los mejores resultados.

Como nos cuenta su fundadora, Adela Rodríguez: “Lo primordial es realizar a diario una minuciosa limpieza de la piel con productos que además de limpiar y retirar las impurezas de nuestra piel, ayuden a hidratar y calmar, en Sileä contamos con dos productos específicos como son el Cleansing Gel y el Balance Tonic, además regularmente se debe realizar algún tratamiento facial para evitar que el acúmulo de las células muertas bloquee los folículos pilosos, obstruyendo así la salida del sebum y favoreciendo la aparición de nuevas inflamaciones”.

Principales consejos

  1. Evita cosméticos muy grasos y maquillajes que no dejen respirar tu piel.

  2. No solo busques cosméticos con acción equilibrante, tu piel también necesita hidratación.

  3. No manipules las lesiones, solo conseguirás extenderlas y que aparezcan marcas o cicatrices.

  4. Aunque el sol ayuda a secar las lesiones y las mejora, recuerda tomar el sol siempre con una protección oily free.

  5. No abandones tu cuidado diario, sino las lesiones aparecerán con más intensidad después