‘El lado bueno de las cosas’ colocó a Jennifer Lawrence en el mapa de las it girls, pero antes de ganar el Oscar a Mejor Actriz Dior ya había puesto los ojos en ella. El exquisito vestido palabra de honor que lució en la ceremonia de 2013 le hizo brillar (más aún) en una noche tan especial como aquella. Este año vuelve a ser candidata al Oscar por su papel en ‘Joy’ y su look seguro sorprenderá. 

Desde que  comenzó su carrera, en muy raras ocasiones ha lucido tejidos estampados. Jennifer prefiere las prendas lisas, sencillas, pero luego sorprende con vestidos de paillettes y acabados metalizados.

Suele decantarse los escotes pronunciados, aunque, eso sí, no llega al extremo de su personaje en ‘La gran estafa americana’. Lo que sí queda claro es que busca resaltar su lado más femenino, por eso opta por cortes a la cintura y vestidos palabra de honor.

Es una chica con mucha personalidad y esa característica también se refleja en su pelo. Ha cambiado varias veces de color (rubia, morena, castaña) y de peinad.Ha pasado de una melena muy larga a llevar el pelo a lo garçon, pero igualmente femenina.

(Casi) siempre va de Dior

Jennifer siempre elige a Dior  si tiene un compromiso importante. Como buena embajadora de la firma francesa, confió en Dior en los Oscar y en los Globos de Oro y no falla en el front row de sus desfiles.

Jennifer no es nada previsible y, si en los Oscars de 2013 fue una de las mejores vestidas con un vestido de Alta Costura color maquillaje de escote palabra de honor que parecía sacado una película de Disney, al año siguiente volvió a sorprender. En los Globos de Oro de 2016 estana radiante de rojo, uno de los colores que mejor le sientan. 

A veces preppy, otras sofisticada, ‘chic’ o con ropa casi de andar por casa, nunca pasa desapercibida. Su estilo es tan personal que resulta complejo clasificarlo.  

Hemos preparado varios looks para que puedas copiar su estilo.