Este martes los Reyes, acompañados por don Juan Carlos y doña Sofía, presidieron la entrega de los Premios Nacionales del Deporte 2014, que concede el Consejo Superior de Deportes y con el que se reconocer a personas y entidades que contribuyen a impulsar el deporte. 

Para la ocasión Doña Letizia se enfundó el mismo vestido que llevó en su último viaje a Francia el pasado marzo, visita que se suspendió por el trágico accidente de la compañía aérea Germanwings en los Alpes. 

De tejido tweed y a la altura de la rodilla, la prenda de Felipe Varela se ceñía a su cuerpo con discreción e insinuaba las curvas de la esposa de Felipe VI. A diferencia del día que lo estrenó, que llevó unos stilettos nude, coordinó el vestido con unos salones de Prada negros que ya se han convertido en sus favoritos. 

La Reina repitió los pendientes que estenó la segunda vez que usó ese Felipe Varela, elaborados con oro y lapislázuli, muy elegantes y acordes con su estilo, que cada vez es más sofisticado.