Hace 30 años que Donna Karan creó la firma que lleva su nombre y ahora le dice adiós para centrarse en otra de sus marcas, Urban Zen. Era un secreto a voces y tras varios meses de rumores se ha confirmado. 

“LVMH y yo hemos tomado esta decisión después de meditarlo mucho tiempo“, ha declarado Karan en un comunicado. “He llegado a un punto en mi vida donde tengo que dedicar más tiempo a mi compromiso con Urban Zen y seguir con mi visión de la filantropía centrada en la sanidad, la educación y la preservación de las culturas. Después de considerar el momento adecuado para dar este paso durante varios años, me siento seguro de que DKI tiene un futuro brillante y un fuerte equipo al mando ” ha declarado la diseñadora. 

Eso sí, la diseñadora no se desvinculará por completo porque seguirá asesorando a la firma de la que ha sido directora creativa que creó en 1984. 

Ha sido un privilegio para todos los que hemos trabajado con Donna y estamos encantados de que haya decidido quedarse como asesora. Estamos comprometidos a desarrollar todo el potencial de la compañía mientras seguimos siendo fieles al espítitu y valores que Donna ha tenido durante más de 30 años”, escribía Pierre-Yves Roussel, director ejecutivo de LVMH Fashion Group, en el comunicado.