Que Taylor Swift y Karlie Kloss son (casi) dos clones es sabido por todos. Ambas son rubias, altas, de piernas kilométricas, figura esbelta y amiguísimas. Cuando su amistad empezó a ser más estrecha, la cantante le copió el corte de pelo a la modelo y sus famosas mechas babylights. Y ahora ha parecido una tercera en discordia, Cara Delevingne, que cada vez tiene un estilo más parecido al de Taylor Swift. 

Las últimas semanas están siendo vertiginosas para la niña mimada de Karl Lagerfeld, que está recorriendo Europa con la promoción de la primera película en la que tiene un papel principal, ‘Paper Towns’ y sus looks están dando mucho de lo que hablar. 

Cara cuida más que nunca su forma de vestir con un estilo más sensual y extremadamente femenino: minivestidos ceñidísimos, monos que cubren lo justo y escotes tan pronunciados que poco tienen que envidiar a los que lucen Jennifer Lopez, Kim Kardashian y Beyoncé. Todos sus conjuntos tienen algo en común: enseña pierna como una maestra, al más puro estilo de Taylor Swift, habitual de los shorts, minifaldas evassè. Ilusas ellas que se creían que lo único que tenían en común eran los besos de Harry Styles y las escenas en ‘Bad Blood’

¿Y no podría ser al contrario? Es decir, que Taylor también se inspirara en Cara. Echando un vistazo a los últimos looks de la flamante novia de Calvin Harris (aká el Adonis de los dj’s), hemos encontrado similitudes en sus modelitos de los Billboard y el de la Gala Met de este año. Para recoger los ocho galardones que se llevó, Taylor Swift se enfundó un mono blanco cut out de Balmain que recordaba, aunque éste en negro, al que usó Cara Delevingne en los Oscar de la Moda, que estaba firmado por Stella McCartney. Y eso que no compran en Zara.