Mientras que el resto de los españoles aprovechaba las últimas horas de sus vacaciones de Semana Santa, la Familia Real Española y la Reina Sofía volvía al trabajo. Sí, porque cumplir con los compromisos profesionales y acudir a la Misa de Pascua, aunque sea un domingo, forma parte de su trabajo y, como viene siendo habitual en estos actos, Doña Letizia, que no había aparecido el público desde el viaje a Francia, lució un look que podría haber llevado a una de sus reuniones. 

Sin maletín pero sí con su clásico pantalón negro, la Reina se decantó por un conjunto sencillo compuesto por un pantalón sastre, una blusa estampada en ‘black&white’ de Mango, que se puede adquirir en la web de la firma por 25,99 euros, y una chaqueta de tejido tweed de Felipe Varela que hacía meses que no se la veíamos. 

El pantalón oscuro se ha convertido en su prenda fetiche para acudir a la misa del Domingo de Resurección. En los últimos años (2014, 2013, 2011, 2010 y 2008) ha optado por outfits formales con pantalones que ha combinado con blusas, chaquetas o incluso un trench, como lo hizo en 2010. 

Unos salones negros de Magrit y un cluth de Cucareliquia, que estrenó en el Día de las Enfermedades Raras y que a pesar de que su precio supera los 500 euros ya está agotado, completaron el look. 

Las pequeñas volvieron a vestir de una de las firmas favoritas de la Reina, Nanos. La princesa Leonor lució una minifalda, que coordinò con una camisa blanca, una chaqueta beige y unas merceditas grises. Más acertado fue el look de Sofía, un vestido rosa a la altura de la rodilla y una caqueta en el mismo tono que el vestido.