Hace unos meses nos enterábamos de que la hija de Mariló Montero y Carlos Herrera quería ser modelo. Ahora, Rocío Herrera se ha estrenado sobre una pasarela desfilando nada menos que para Ángel Schlesser en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid.

La joven de 20 años paseó con los diseños del creador cántabro como toda una profesional, con gesto serio y moviéndose como una verdadera top model. Con un conjunto de falda larga fluída y top con volumen en negro, el pelo recogido en una coleta baja y un maquillaje suave, Rocío demostró que no necesita el apellido de sus famosos padres para triunfar en el mundo de la moda.

La hija del periodista y la presentadora de TVE protagonizaba hace algunos meses la campaña Otoño/Invierno de la firma de moda Biombo 13 y además es estudiante de Gestión y Administración de Empresas en la Universidad San Pablo CEU de Madrid.

Rocío Herrera es clavada a su madre (tiene pelazo oscuro y unos enormes ojos marrones), Mariló Montero, que ha presumido de hija modelo en algunas ocasiones, como en la presentación de su libro hace unas semanas. Además, Mariló comenzó en esto de la vida pública también por su belleza, ya que fue Maja de Estella en los años 80.