Las prendas de estilo masculino son imprescindibles en los looks de working girl de Doña Letizia. En la mayoría de las ocasiones la hemos visto con pantalón y con americana, su combinación favorita, pero otras se decanta por la falda o un vestido, como este miércoles en su reunión con el Consejo del Real Patronato sobre la Discapacidad.

Doña Letizia se ha enfundado un vestido granate de Hugo Boss. De cuero, como las chaquetas que acostumbraba a llevar el invierno pasado, y a la altura de la rodilla, es una pieza sofisticada y elegante con la que la soberana se siente cómoda porque ya es la segunda vez que lo usa.

Fue en su viaje a Viena, el primero como reina, cuando la esposa de Felipe VI estrenó esta pieza de piel de cordero. Lo usó para un acto formal, para asistir a la inauguración de la muestra sobre el pintor español Diego Velázquez en el Kunsthistorisches Museum. 

Tal y como hizo el pasado octubre en Viena, Doña Letizia lo ha vuelto a combinar con una blazer negra y entallada, pero ha cambiado de zapatos y se ha calzado los granate de Lodi, sus favoritos en los últimos días.