Dakota Johnson sabe muy bien lo que es arriesgar. Y no solo porque haya aceptado ser Anastacia Steele en la versión cinematográfica de ’50 sombras de Grey’, también porque se ha atrevido a lucir escotazo de vértigo en la presentación de ’50 sombras de Grey’ en el Festival del Cine de Berlín a pesar del frío. 

La actriz se enfundó un vestido de esos que consiguen que todas las miradas se centren en ella. Se trataba de una creacón de Dior, muy sencilla, pero a la vez muy sensual gracias a los botones, colodados estratégicamente, debajo del pecho. 

Combinó el diseño, atemporal y elegante, con una gargantilla minimalista porque todo el protagonismo lo debería tener su labios. La actriz maquilló la boca con color rojo que resaltaba sobre el negro del vestido y su piel clara. 

Y si Dakota derrochó sensualidad, Jamie Dornan no se quedó atrás. Su compañero de reparto estaba especcular con un elegante esmoquin y… ¡su barba!, que se afeitó para interpretar a Christian Grey.