Sus ojos bien podrían compararse con los de una tigresa y la casa de relojes Tag Heuer lo ha visto claro. Cara Delevingne se ha convertido en embajadora de la firma suiza y ha presentado la nueva campaña de imagen en muy buena compañía: la de una preciosa cría de tigre.

La Escuela de Bellas Artes de París ha sido el escenario en el que la modelo británica ha posado con un esmoquin negro (gran tendencia de este invierno), la melena al viento (quizá algo más oscura que de costumbre) y con un relojazo en la muñeca de la marca.

Curiosamente, Cara es además del signo de Leo y, junto a su carácter rebelde, ha sido otro de los motivos por el que la casa relojera ha contado con la it girl del momento.

La modelo hizo las delicias de los medios y los fans allí presentes. Jugó con el pequeño tigre, mostró sus caras más salvajes y posó como sólo ella sabe hacer, que para eso es una de las tops más deseadas de los últimos dos años.

La tenista María Sharapova o el actor Leonardo DiCaprio son algunos de los famosos que fueron imagen de esta compañía, una de las más prestigiosas del mundo de la relojería.