Desde 1995 Madonna no había vuelto a colaborar con Versace y ahora lo hace por la puerta grande. La artista, un icono del pop, ha sido inmortalizada por las cámaras de los fotógrafos de moda Mert Alas y Marcus Piggot en unas imágenes que pertenecen a la campaña primavera verano 2015 de la firma italiana.

“Ella es uno de los verdaderos iconos de nuestra firma. Estoy feliz por tener a mi amiga, y además una de las artistas más poderosas del mundo, como el rostro de la campaña de Versace para primavera de 2015″ ha comentado Donatela Versace sobre la nueva imagen de la firma.

Las fotografías muestran el lado más femenino de Madonna. En una de ellas, sentada al borde de una silla, parece comerse la cámara y, como bien apostilló la directora creativa de la firma, “enseña a las demás que se puede hacer lo que se propongan y conseguir lo que se quiere”.

Y si Donatella se deshacía en halagos, Madonna no iba a ser menos. “Es muy emocionante participar en este proyecto y vestir de pies a cabeza de Versace, experimentando de primera mano la pasión y la imaginación de Donatella”, señaló la cantante.