Si estás pensando en escaparte unos días para dar la bienvenida al nuevo año de una forma diferente, estás de suerte. La breve guía que presenta la agencia de apartamentos turísticos GowithOh te ayudará a conocer los planes más originales que ofrecen algunas de las principales ciudades europeas. Ya no tendrás excusa para disfrutar como nunca de esta Nochevieja:

1. Luz y pólvora en Berlín

Teñida de blanco por la nieve, la capital alemana ofrece en estas fechas navideñas una gran variedad de actividades como patinar y montar en trineo en Potsdamer Platz, conciertos, espectáculos y sus populares mercados de Navidad.

Pero si hay una fecha mágica en Berlín esta es la de Nochevieja. Los berlineses son unos artistas de los fuegos artificiales y tienen una forma espectacular de dar la bienvenida al nuevo año con el espectáculo de luz y pólvora en la Puerta de Brandenburgo. Se trata de una de las mayores fiestas al aire libre de Europa, que se celebra entre Puerta de Brandenburgo y la Columna de la Victoria de la ciudad. En conjunto, el evento consigue que se reúnan en una misma avenida aproximadamente un millón de personas para esperar y celebrar juntos el inicio de un nuevo año. ¿Te lo vas a perder?

2. Un Londres de pasarela

Si lo que buscas es fiesta, el London’s New Year’s Day Parade (LNYDP) no te decepcionará. En este mítico desfile del 1 de enero podrás bailar al ritmo de cheerleaders, músicos, performances y varios conciertos. Además de divertirte, estarás contribuyendo a una causa benéfica, ya que con este desfile se recaudan fondos para obras de caridad en Londres. El popular evento comienza a las 12 del mediodía en Piccadilly, en el cruce con la calle Berkeley, y termina a las 3.30 horas en la Plaza del Parlamento.

Para un plan más tranquilo, puedes revivir la imagen más romántica de las películas de amor navideñas patinando sobre hielo en el London Eye Ice Rink durante los meses de noviembre, diciembre y enero.

3. Madrid, corriendo al 2015

Para aquellos que quieran despedir el año de forma saludable y pasándolo en grande, GowithOh recomienda un evento único en Madrid: la Carrera San Silvestre Vallecana, una carrera de 10 km para celebrar el último día del año, en el que un gran número de corredores disfrazados o con ropa deportiva participan para celebrar estas señaladas fechas.

4. Empezar el año con glamour en París

El famoso Moulin Rouge es escenario de muchas películas, celebraciones e historias de amor. Tú puedes vivir la tuya para recibir el 2015 con una cena acompañada de champán mientras observas un espectacular show de cabaret a la luz de las velas. Puedes hacer tu reserva en la página oficial del Moulin Rouge.

Y sí, ya sabemos que París es muy bonita, pero ¿qué te parecería ver la capital francesa iluminada desde lo alto de una noria y brindando con champagne francés? Hasta el 14 de febrero, si visitas la Grande Roue de la Concorde, tendrás unas vistas privilegiadas de la ciudad de la luz.

5. El mejor concierto en Venecia

Uno de los más bonitos conciertos de fin de año es el tradicional ‘Concerto di Capodanno’, celebrado en el gran teatro La Fenice del 29 de diciembre al 1 de enero. Si te gusta la música clásica, podrás disfrutar con familia y/o amigos del concierto de año nuevo más importante de toda Italia. Retransmitido por radio y televisión, el espectáculo ha logrado conquistar año tras año al público y a la crítica.

Otro de los eventos más populares y asombrosos de las Navidades venecianas, del 8 de diciembre al 31 de enero, es la ‘Sand Nativity’, preciosos belenes de arena que se exponen en ‘Jesolo’ a unos 50 km de la ciudad de Venecia y que congregan a artistas y curiosos de todo el mundo.

6. Ámsterdam, la magia de la luz

La capital holandesa tiene mucha actividad, pero también ofrece alternativas más tranquilas: durante el Amsterdam Light Festival, del 6 de diciembre al 19 de enero, los canales de la ciudad se convierten en lugares mágicos gracias a las increíbles esculturas y proyecciones lumínicas que llevan a cabo los mejores artistas de la luz nacionales e internacionales a lo largo del río Ámstel. Paseando por sus calles, encontrarás más de 20 obras de arte en los preciosos canales del centro y en los barcos, con las luces como protagonistas.