Su pelo era una de sus señas de identidad, pero ahora la cosa cambia para Justin Bieber. Con el nuevo año a la vuelta de la esquina, el cantante ha decidido romper con el pasado y hacerse un cambio de look que nada, o muy poco, tiene que ver con el maxiflequillo con el que le conocimos. 

Justin, que presume de cantar letras más maduras, como ‘Boyfriend’, ha pasado por la peluquería y se ha teñido el pelo de rubio platino, como Miley Cyrus, un color con el que no pasará desapercibido y que no es más que otro síntoma de que el cantante tiene cada vez más claro lo que quiere. 

El cantante sorprendió hace solo unos días con esta innovación en su cabello y, aunque ha costado inmortalizarle con su nueva imagen (se tapaba la cara cada vez que veía a un paparazzi), por fin podemos verle de frente.

Ha sido el propio Justin quien ha compartido dos instanáneas, una de cuerpo entero y otra de medio, en Instagram para saciar la curiosidad de sus fans y de la prenda. Desde luego que sí se ha tomado a pecho lo de: “año nuevo, vida nueva”, al menos, en lo que se refiere a su look.