“Ponte tu mejor vestido. A veces, sólo un cambio de ropa puede cambiar su perspectiva. Pon esfuerzo y te sentirás mucho mejor contigo misma”. Ese fue el mensaje que escribió Karolina Kurková antes de acudir a los Premios ‘GQ’ en Berlín. 

Ese mensaje decía mucho de lo que ibamos a ver en la fiesta porque la modelo checa estaba espectacular con un original vestido negro midi. Kurkova, que tiene una figura espectacular, escogió una opción arriesgada, un modelo asimétrico con detalles de red. 

El vestido resaltaba su feminidad gracias a las transparencias que tenía en el pecho. Para contrarrestar tanto atrevimiento, se decantó por un peinado sencillo y llevó el pelo liso tabla con la raya al medio. 

Completó el look con unas sandalias de pulsera negra con algunos toques en rojo y blanco.