Eso de que nadie es profeta en su tierra es una simple frase hecha sin sentido para Gisele Bündchen. La modelo triunfa en todo el mundo y también en su país, Brasil. Gisele fue la estrella este martes del desfile de Colcci en la Semana de la Moda de Sao Paulo y lució como nadie (una vez más) los diseños de la firma carioca.

La marca presentó una colección para la próxima temporada Otoño/Invierno llena de vaqueros, minivestidos entalladísimos en tonos marrones y camel, abrigos estructurados y faldas combinadas con botas altas.

“Ella siempre está muy nerviosa antes de entrar en cualquier pasarela, sobre todo cuando está en Brasil. Su energía cambia el ambiente y nosotros nos inspiramos mucho en su estilo -vaqueros, camiseta y deportivas- para hacer la colección de Colcci. Representa muy bien ese estilo street”, comentó a Efe la estilista de la firma, Adriana Zucco.

La modelo abrió y cerró el desfilo y deslumbró con su forma de lucir las prendas con su eterna sonrisa y aires desenfadados que la convertido en la top model mejor pagada del mundo.

La pasarela braseleña ha ido cobrando importancia en los últimos años y durante estos días también se podrá ver el lanzamiento de la colección low cost de la diseñadora inglesa Stella McCartney para C&A.