Mar Saura: “No descarto ser madre por tercera vez”

-¿Cuáles son tus trucos de belleza?

-Fundamentalmente dormir bien y una crema que me acompañe, que me ayude a tener una buena piel, resplandeciente, nutrida y con luz. Es importante también hacer deporte, voy al gimnasio, hago ejercicio al aire libre, monto a caballo, juego al golf, salgo a pasear con mis cuatro perros que eso ya es una clase de spinnig. No hay que tener una vida sedentaria.

-¿Con un bebé de un año se puede dormir bien?

-No, pero eso viene ya en el lote. Estoy encantada de dormir poco, ya dormiré.

-¿Cómo llevas esta segunda maternidad?

-Con una ilusión enorme, mucho más tranquila y relajada que con el primero. Saboreo todo muchísimo más porque ya no hay tantas sorpresas. No te asustas tanto y tienes menos miedos que con tu primer hijo. Ahora soy más consciente de que el tiempo pasa demasiado rápido y no quiero que crezcan.

-¿Te vas a animar a por un tercero?

-Ya veremos, no cierro la puerta a la maternidad. No lo descarto, vamos a ver que pasa. No tardaré ocho años como con el segundo.

-Después de los dos embarazos has recuperado muy bien tu figura…

-Tengo una buena genética y eso es lo principal. Siempre he hecho deporte y el músculo tiene memoria. Tanto con mi primer embarazo como con el segundo he tenido mucha suerte en ese aspecto. Y luego con un bebé no paras de moverte. Yo cogí poquito peso porque tuve un embarazo un poco complicado en ese aspecto y entonces he recuperado mi figura muy rápido.

-¿Ser feliz es otra de tus claves para estar así de bien?

-Ser feliz es fundamental para todo, no solo para un secreto de belleza. Hay que mirar la vida con optimismo.

-Cumples treinta y nueve años y tu niño uno ¿cómo llevas el estar al borde de los cuarenta?

-El cumple de mi niño es el día uno y el mío el dieciséis de octubre. No me preocupa la edad. Cumplir años es vida, a mi me gusta cumplir años, vivir, salir, entrar, divertirme y trabajar.

-¿Lo celebraréis?

-Todos los años celebro mi cumpleaños, no me gusta hacer grandes fiestas, soy más de celebrar los cumpleaños de los demás. A mi hija le hago todos los años un cumpleaños estupendo, el que yo hubiera querido yo y a mi bebé, este año que es el primero, le haré algo especial.

-¿Cómo es Claudia como hermana mayor?

-Muy buena, lo lleva muy bien, no tiene celos.

-¿Y tú como madre?

-Hay que ser autoritaria a nivel horarios, deberes y estar encima pero cuando eres niño tienes que jugar y divertirte porque luego eso se pasa. Pero también hay que mantener una rutina.

-¿Claudia se parece a ti, le gusta la pasarela o la interpretación?

-No lo sé, es muy pequeña.

-¿Te gustaría que siguiera tus pasos?

-Yo seré feliz siempre y cuando ella haga lo que quiera.

-Acabas de venir de México por motivos de trabajo ¿cómo te ha ido?

-He estado dos semanas en México trabajando, se me han hecho eternas, estaba deseando volver. Tengo muchos proyectos allí y los he retomado después de dar a luz. Hice la serie “Capadocia” y una película, ahora me han vuelto a llamar para otro proyecto en televisión. Lo que estoy viendo es cómo lo puedo compaginar porque me tendría que ir allí por temporadas.

-¿Te cuesta separarte de tus niños?

-Sí, estoy haciendo mil cosas y pensando cómo lo puedo hacer. Estoy encantada porque México me ha dado siempre muchas satisfacciones y las cosas que me ofrecen me gustan mucho, son retos profesionales. Cuando salen cosas que te llenan, te da mucha pena no hacerlo.

-¿Te veremos también en España?

-Creo que sí, me veréis antes de final de año. Está pendiente de estreno la nueva versión de la película “Blancanieves”, la protagonista es Blanca Suárez y yo soy la mala.

-Definitivamente has enfocado tu carrera como actriz…

-Sí pero me da mucha pena porque la gente me pregunta si ya no voy a volver a presentar. Estoy segura de que sí, aunque no esté en mi mano, porque no quiero renunciar ni a contar la vida de otras mujeres ni a presentar, que tantas satisfacciones me ha dado. Son etapas de la vida. En México todo lo que me ha surgido es como actriz.

-¿Cuál es tu papel soñado?

-Hay tantos. Casi todos mis personajes, quitando en alguna comedia, han sido papeles de mala, como en “Ángel o Demonio” por ejemplo. A mi lo que más me divierte es hacer cosas diferentes, los personajes malos suelen ser complejos.

-¿Te veremos dar el salto a Hollywood?

-No, eso ya es otra cosa y yo estoy muy bien aquí.