Encontrar la pinza de depilar perfecta no es tan sencillo como parece. A veces no agarran bien el vello, otras son demasiado frágiles y se acaban torciendo o no extraen el pelo, sino que lo cortan.

Para evitar esos engorrosos problemas, la firma QVS acaba de sacar a la venta una pinza con mecanismo retráctil que permite extraer el vello con total facilidad.

Más robusta, para un mejor agarre; con punta en acero inoxidable, y dotada de un diseño único, tiene un muelle tensor que retrae las pinzas al apretarlas. De este modo consigue tirar del vello y que el arranque sea firma y preciso.

Su  precio no difiere mucho del de una pinza de calidad. Este modelo de QVS está a la venta en perfumerías por 5,50 euros.