Beyoncé nos ha sorprendido en su cuenta personal de Instagram con una imagen poco común. Acostumbrada a verla actuando con los mejores vestidos y modelitos de lo más atrevidos, esta vez ha querido enseñarnos su lado más natural. 

Y es que la mujer de Jay-Z ha subido una foto a esta red social en la que sale a cara lavada, sin un ápice de maquillaje y luciendo únicamente una corona de flores en la cabeza.

Nos encanta ver esta faceta de la cantante de 33 años que no necesita artificios para estar guapa y favorecida.