Ana Boyer y Fernando Verdasco apuraron el verano hasta el final

En la instantánea se puede ver a la pareja. A una Ana sonriente y al tenista tumbado boca abajo disfrutando de una jornada en la piscina.

La pareja, que acaba de celebrar su año de amor, parece que está muy consolidada y el tenista hace pocos días decía que le gustaría ser padre y que solo se imaginaba de madre de sus hijos a Ana.

Una muestra de amor que refleja que esta relación va por buen camino. Y es que ambos conocen a la familia del otro incluso este verano podíamos ver a Ana y Fernando con Enrique Iglesias en un concierto en Londres en el Summertime Ball.

Además ella ha sido capaz de ajustar su agenda para seguir al tenista a los distintos campeonatos para pasar más tiempos juntos.

Está claro Ana Boyer se encuentra muy a gusto con el tenista y Fernando Verdasco ha encontrado la tranquilidad al lado de la hija de Isabel Preysley. ¿Tendremos compromiso para el próximo año? Habrá que esperar, mientras tanto ellos aprovechan los últimos días de sol.