Una hora y media. Ese es el tiempo necesario para conseguir cinco objetivos: recuperación, hidratación, relajación, activación de la circulación y, lo más importante, rejuvenecimiento sin necesidad de cirugía.

Barceló Sancti Petri Spa Resort, establecimiento Premium, líder en el ámbito del bienestar y ganador de los World Travel Awards en la categoría de Mejor Spa Resort de España, apuesta una vez más por las más novedosas técnicas de tratamientos faciales en el que se convierte en uno de los más efectivos protocolos anti-edad, combinando diferentes tratamientos con la milenaria técnica del Kobido.

Fases

1. Limpieza y exfoliación. Antes que nada, se hace una limpieza y desmaquillado facial mediante novedosas y relajantes técnicas con brochas y se procede a hacer una exfoliación del rostro, para eliminar las células muertas después del verano y poner la piel a punto.

2. Hidratación. Durante todas las fases, desde el desmaquillado al masaje final, se utilizan productos de máxima nutrición que aportan a la piel el extra de hidratación necesario después de la exposición al sol.

3. Reactivación. Durante dichos masajes, se reactiva la circulación del rostro mediante técnicas de amasamiento y contraste de temperatura, aplicando toallas calientes para limpiar entre fase y fase y favorecer el flujo sanguíneo.

4. Relajación. Tanto durante todas las fases, como entre ellas, se logra una absoluta relajación gracias a la música ambiental y la aromaterapia. Diferentes olores invaden la estancia durante el tratamiento para conseguir el zénit de la relajación, hasta caer en incluso en un sueño profundo. Además, también se hacen juegos de masaje de cuello y cervicales para deshacer posibles contracturas.

5. Lifting Natural Kobido. La piel puede rejuvenecer hasta cinco años sin necesidad de cirugía gracias al Kobido, una milenaria técnica japonesa que significa antiguo camino de la belleza. 

¿En qué consiste el Kobido?

Es un masaje facial que estimula intensamente el rostro mediante estiramientos y amasamiento. Sus diferentes movimientos consiguen como resultado final rejuvenecer el rostro, tensar la piel, activar la circulación, iluminar la letez, crear efecto relleno, tonificar.

Los resultados se aprecian desde el primer día.