Rara es la semana en la que no se habla de Miley Cyrus. ¡Qué lejos quedan aquellos tiempos en los que la cantante era una dulce chica Disney! Su actitud provocadora ha sido la culpable de esta nueva polémica. La cantante, que está de gira, ha vuelto a recibir una denuncia por ser demasiado sexy.

Los últimos en quejarse formalmente han sido los miembros de la Comisión Federal de Comunicaciones, después de que la NBC retransmitiera una de sus conciertos. 

El colectivo considera que la actitud de la cantante no es la nada recomendable para los niños tras estudiar sus movimientos, su actitud y sus gestos. Sin embargo, Miley ya dejó claro hace tiempo es quien quiere ser y no la niña Disney que aún muchos tienen en mente.