Pelo largo y barba. El aspecto físico y el talento  de Conchita Wurst no deja indiferente a nadie. El último en poner los ojos en la ganadora de Eurovisión ha sido Karl Lagerfeld, que la ha fotografiado para la Biblia de la moda.

Hace unas semanas Conchita cerró el desfile de Alta Costura de París de Jean Paul Gaultier. Vestía un traje de novia que era de todo menos convencional, como ella, negro, y el ‘enfant terrible’ de la moda acabó a arrodillado a sus pies. Ese solo era el primer paso.

Desde que en mayo ganó el festival de Eurovisión no han dejado de llegarle grandes oportunidades a la cantante austriaca. Fue la pregonera del Orgullo Gay en Madrid y ahora salen a la luz sus fotografías con Karl Lagerfeld tras el objetivo (y delante) para el nuevo número de ‘CR Fashion book’, que edita Carine Roiteld.

La cantante es la protagonista de una producción, en blanco y negro, con prendas de la nueva colección de Givenchy, en la que saca su lado más sensual: body, medias, liguero…  e incluso se deja fotografiar al lado del káiser, Karl Lagerld.

Conchita Wurst también posa con un look más sofisticado y elegante, compuesto por unos pantalones palazzo y un bolero.